Polipropileno en Central de Esterilización

La descontaminación de dispositivos médicos es una cuestión de vital importancia en materia de salud pública y una prioridad para la gestión de un hospital y para el personal de su Central de Esterilización. La eficacia en la descontaminación y esterilización de dispositivos médicos reutilizables es crucial a la hora de minimizar el riesgo de transmisión de agentes infecciosos y de infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS). El riesgo de contraer una IAAS u otra infección puede incrementarse si no se eliminan eficazmente los restos de sangre y las bacterias del instrumental quirúrgico y de los dispositivos médicos. La presencia de restos de sangre y de bacterias en un dispositivo médico reutilizable puede hacer que este sea declarado no estéril y por consiguiente inseguro de utilizar en futuros pacientes, convirtiendo su manipulación en un riesgo potencial para el personal de salud.

¿Por qué usar polipropileno en central de esterilización?

Los dispositivos médicos como bandejas de instrumental, bowls y riñoneras son ampliamente usados en salas de operaciones y centrales de esterilización como contenedores de instrumentos y recipientes para formar parte de un campo estéril efectivo en procedimientos quirúrgicos. También son usados para contener y proteger instrumentos quirúrgicos durante el ciclo de descontaminación (Pre-limpieza, Limpieza, Inspección, Desinfección, Empaquetado, Esterilización, Transporte, Almacenaje y Uso).

El establecimiento de un “campo estéril” en una sala de operaciones o cirugía, sobre y alrededor del paciente es vital para minimizar el riesgo de una infección en el paciente. Existen técnicas asépticas específicas y procesos que deben ser usados para introducir equipamiento suplementario que es requerido durante la cirugía, y estos items deben ser removidos del área quirúrgica de la misma manera.

El equipamiento quirúrgico, instrumentos, pinzas, taladros y otros accesorios quirúrgicos deben ser proveídos a sala de operaciones o clínica antes de iniciar el procedimiento qurúrgico. Durante el procedimiento, estos items deben ser pasados al equipo quirúrgico y removidos del campo estéril en tal manera que el campo no se vea comprometido.

Este equipamiento debe ser preparado en bandejas y contenedores que son empacados dentro de una barrera estéril. Algunas de estas barreras están hechas de una fibra reusable que cumple con la normativa establecida en materia de papel y paños desechables. Una vez abierto este envoltorio exterior, la enfermera de quirófano tomará los utensilios envasados dentro del envoltorio interior que forma una barrera estéril. Este pasa a formar parte del campo estéril y no debe verse afectado. Los dispositivos médicos reutilizables de polipropileno son la opción preferida en hospitales y centrales de esterilización por ser una alternativa duradera y rentable a los productos de acero inoxidable.

Beneficios del Polipropileno como una alternativa al acero quirúrgico

PESO

Las bandejas y dispositivos de polipropileno son un 50% más ligeros que el acero inoxidable, por lo que resultan más útiles para los operarios a la hora de almacenarlos, levantarlos y manipularlos, reduciendo así el riesgo para la salud y la seguridad del personal.

RUIDO

El polipropileno es un producto notablemente más silencioso, por lo que los departamentos  se beneficiarían de un entorno de trabajo más tranquilo.

COLOR Y SUPERFICIE

El polipropileno es un material muy resistente y puede ser procesado repetidamente.  Los productos de Warwick SASCo garantizan un mínimo de 1000 ciclos de lavado.

El polipropileno es inmune a la oxidación  por lo que cualquier rasguño en la superficie no afectará de ningún modo al procesamiento o a los resultados de esterilidad.

El polipropileno también es resistente a posibles daños causados por otras sustancias químicas, soluciones de limpieza y fármacos.

DAÑO A LA BANDEJA

El polipropileno es difícil de romper y puede resistir el impacto de una caída desde 1,25 metros, tal y como demuestran las pruebas a los que se les ha sometido.

DAÑOS EN EL ENVOLTORIO (PAQUETE)

Los dispositivos de polipropileno tienen esquinas redondeadas y bordes lisos, así como un acabado que elimina el riesgo de perforaciones en el envoltorio de papel.  Esto reduce la necesidad de reprocesar los instrumentos, lo cual a su vez supone un ahorro de tiempo y dinero, y prolonga la vida útil del pack estéril. Los dispositivos de polipropileno no tienen bordes afilados que puedan suponer un riesgo de lesiones para sus operarios o para el personal de quirófano.

LIMPIEZA

El polipropileno no es susceptible a la oxidación.

Este material es compatible con cualquier detergente de uso hospitalario y resistente al deterioro químico.

El polipropileno ofrece excelentes resultados en términos de limpieza y esterilización, ya que las proteínas sanguíneas no se adhieren a la superficie del polipropileno y se eliminan fácilmente del dispositivo.

RETENCIÓN DE CALOR

El polipropileno es inmune al calor y no lo absorbe,  Por lo que puede ser manipulado de forma fácil y segura por los operarios, lo que agiliza el proceso de descarga.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos
Suscríbete para recibir notificaciones de artículos y noticias.