La Verificación es un Paso Crítico en el Proceso de Limpieza

verificación de limpieza

Pero, ¿cómo saber cuándo está realmente limpio? En el rápido mundo actual del cuidado de la salud, donde los profesionales tienen la tarea de brindar calidad y cantidad, esa es una pregunta importante. Los instrumentos quirúrgicos, endoscopios y otros dispositivos deben estar limpios, o la salud e incluso la vida de los pacientes pueden estar en riesgo. La verificación es fundamental.

“Un instrumento puede limpiarse sin esterilizar, pero no puede estar estéril sin estar limpio”. Esta declaración respalda el hecho bien conocido de que la limpieza (la eliminación de desechos orgánicos e inorgánicos de un instrumento o dispositivo) debe preceder a todos los procesos de desinfección y esterilización. No hacerlo puede interferir con la inactivación microbiana y puede comprometer el proceso de desinfección o esterilización, poniendo a los pacientes en grave riesgo.

Un área clave que los profesionales de la Central de Esterilización (CE) deben abordar como parte de su plan de garantía de calidad para la esterilización es el monitoreo y la verificación de que los instrumentos y dispositivos se hayan limpiado adecuadamente.

Además de proteger a los pacientes, la verificación permite al equipo de reprocesamiento monitorear, documentar y mejorar los procesos de limpieza de los instrumentos. Los métodos de verificación deben ser:

  • Rápidos
  • Fáciles de realizar
  • Suficientemente sensibles
  • Precisos
  • Replicables por todo el personal interesado
  • Tenerlos a la mano en áreas de reprocesamiento

El método más rápido y común es la inspección visual, preferiblemente con una lupa iluminada. Sin embargo, la contaminación persistente puede ser invisible a los ojos o ocultarse en superficies inaccesibles dentro del endoscopio. Infection Control Today informó en abril de 2017: “Las técnicas actuales utilizadas para limpiar endoscopios para su reutilización aún no son consistentemente efectivas, según un estudio reciente publicado en el American Journal of Infection Control, cuyos hallazgos respaldan la necesidad de una inspección visual cuidadosa y pruebas de verificación de limpieza para asegúrese de que todos los endoscopios estén libres de daños y suciedad antes de que sean desinfectados o esterilizados y utilizados en otro paciente “.

El informe de Infection Control Today ofreció tres conclusiones para las empresas de atención médica que reutilizan endoscopios:

  1. Revise el problema de la carga biológica que se encuentra en los endoscopios flexibles reprocesados.
  1. Explore estudios en la literatura que demuestren la necesidad de mejorar.
  1. Obtenga más información sobre la inspección visual y los procesos de verificación de limpieza de endoscopios.

Los boroscopios (tubos estrechos y flexibles que se insertan en los endoscopios) pueden ayudar a encontrar restos, fluidos y daños ocultos. El sistema de boroscopio de inspección visual (VIB) de Ruhof incluye una cámara de última generación y un software intuitivo que proporciona imágenes de alta resolución de superficies interiores.

La inspección visual no puede detectar biopelículas o crecimiento microbiano. Es necesaria una verificación adicional para garantizar la seguridad del paciente. El cultivo para el crecimiento microbiano es otra posibilidad, pero el largo tiempo de incubación hace que no sea práctico para una verificación inmediata. Además, los endoscopios estarían fuera de servicio a la espera de los resultados del cultivo.

La prueba de proteínas, por otro lado, toma solo unos minutos. Se coloca una muestra de prueba en una solución que cambia de color si hay proteínas presentes. La prueba indica solo la presencia de proteínas, no la cantidad.

La prueba de trifosfato de adenosina residual (ATP), la molécula de energía que se encuentra en las células de todas las plantas, animales y microorganismos, puede proporcionar un indicador rápido de la cantidad de contaminación presente. El sistema de verificación de ATP de Ruhof utiliza un dispositivo de mano para leer un hisopo de muestra, lo que indica la cantidad de ATP presente. En solo 15 segundos, ATP Complete® verifica la eficacia de los protocolos de limpieza en todas las superficies no críticas, instrumentos quirúrgicos y endoscopios.

MMI y Ruhof, pioneros en el cuidado de instrumentos y endoscopios, se comprometen a ayudarlo a cumplir y superar sus desafíos de descontaminación y gestión de materiales. Desde productos químicos de limpieza y productos de reprocesamiento de instrumentos y endoscopios hasta verificación de limpieza y sistemas de suministro de detergente, MMI puede ser un recurso valioso para su equipo. Y debido a que comprende que la educación, la capacitación y la tutoría continuas son fundamentales para el éxito de cualquier departamento clínico, MMI ofrece un programa de educación continua y gratuita.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Artículos
Suscríbete para recibir notificaciones de artículos y noticias.